Res-Juventa
 

Estudios Científicos sobre Resveratrol

El Resveratrol ha sido sujeto de gran interés de numerosos e intensos estudios de investigación por sus propiedades antioxidante, cardioprotector, anti-envejecimiento y anti-cancerígeno. A continuación le mostramos algunos extractos de los estudios más significantes:

Reducción del riesgo de padecer cáncer:
El Resveratrol no es toxico para una célula sana. Es más, tiene la capacidad de seleccionar entre todas ellas las que están infectadas con cáncer y destruirlas para que no sigan reproduciéndose. El Resveratrol actúa en el proceso de la carcinogénesis en cada una de sus tres fases: En la fase de iniciación, fase de promoción y fase de progresión y suprime el paso final de la carciongénesis, desde la angiogénesis hasta la metástasis. [6]

El Resveratrol, un ingrediente natural derivado de la uva, posee una actividad de quimioprevención.

Algunos estudios realizado han descubierto que el Resveratrol

  • podría ser particularmente beneficioso como coadyuvante en las terapias de cáncer y en los avanzados estados de cáncer de próstata [7]   
  • reduce los tumores de piel en ratones al utilizarlos por la vía tópica [8]
  • podría ser beneficioso en aquellos tratamientos de cáncer de mama, colón, pulmón, esófago, piel, nódulos linfáticos, cerebral y de testículos como también en tiroides, melanoma, páncreas, carcinoma de cabeza y cuello de células escamosas, carcinoma de ovarios y cervical [9]
  • disminuye la incidencia de tumores mamarias inducidos, del número de tumores y la latencia prolongada en ratas Sprague­Dawley femeninas [10]
  • puede inhibir el crecimiento de células cancerígenas colaterales [11]

El Resveratrol ayuda a mantener su corazón y arterias sanos mediante…

  • previniendo la formación de adhesión de colesterol en la paredes arteriales independientemente si su colesterol circulante es alto o bajo [12]
  • la regulación del óxido nítrico y ejerciendo la protección, a través del antioxidante que posee, contra la isquemia cardiaca [13]
  • deteniendo la proliferación de las células en vasos sanguíneos que estrechan las arterias [14]
  • y evitando que las células sanguíneas se adhieran entre sí [15]
  • relajando el endotelio que recubre las arterias, permitiendo así un flujo sanguíneo adecuado. [16]

Reducción de inflamaciones
Los procesos inflamatorios son inherentes en muchas enfermedades crónicas incluyendo la artritis, enfermedades cardiovasculares y cáncer. El Resveratrol ha demostrado poder reducir la inflamación mediante la reducción de la producción de prostaglandina y la actividad ciclooxigenasa-2 actividad (COX 2) (una proteína que actúa como enzima para acelerar la producción de prostaglandinas. Las prostaglandinas actúan sobre ciertas células que son responsables de la inflamación y otras funciones).

Por primera vez, en 1997, se describió sobre los efectos antiinflamatorios del Resveratrol al haber determinado mediante un ensayo en un modelo de animal, su actividad principal de la inhibición de COX-1. [17]

Después, un estudio dirigido por algunos de los mismos investigadores de la Facultad de Medicina, Cornell Medical College de Nueva York, EE.UU., revelaron la capacidad inhibidora del Resveratrol en COX-2.[18] En este estudio los investigadores expusieron células de mama humana y células epitelial bucal en éster de forbol, que induce la expresión de COX-2 y la producción de prostaglandina E2. Al añadir Resveratrol puro estos dos efectos se vieron inhibidos, revirtiendo el aumento de COX-2 ARNm y proteína. Además de modificar la expresión de genes también observaron que el Resveratrol inhibía directamente la actividad de COX-2.

Un estudio reciente muestra que el Resveratrol reduce los efectos nocivos producidos por la artritis en los tejidos de cartílago en modelos de animales. [19]

Otro estudio reciente muestra que el Resveratrol reduce la homocisteína, un aminoácido en la sangre que surge por la causa de inflamación que conlleva al aumento de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. [20]

Observaciones muy prometedoras en tratamientos contra la enfermedad de Alzheimer
Varios estudios sugieren que el Resveratrol actúa sobre algunos mecanismos que provocan la enfermedad de Alzheimer. La prueba se efectuó sobre ratones de laboratorio protegiendo la neuronas de estas de la toxicidad del amiloideo [21, 22 y 23] primer culpable de la enfermedad que posee la habilidad del aumento cognitivo. [24]

Un ligero antidepresivo
Ahora sabemos porque beber vino nos hace sentir bien y temporalmente nos hace olvidarnos de nuestros problemas aunque sólo sea por un tiempo corto. Investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela en España han encontrado en el Resveratrol una suave pero potencial molécula muy útil en los tratamientos contra la depresión. Aunque los estudios se basan en ensayos en vitro y no en estudios clínicos sobre humanos, han podido comparar el Resveratrol con fármacos antidepresivos y ansiolíticos, demostrando que el Resveratrol exhibe las mismas características que los fármacos.

Al poseer el Resveratrol una enzima inhibidora natural, capaz de inhibir la monoamina oxidasa y 5-hydroxitriptamina, como muchos de los medicamentos recetados hoy en día, los investigadores concluyen diciendo que si el Resveratrol tiene el mismo efecto sobre los humanos, “podría ser un interesante potencial terapéutico para mejorar el tratamiento farmacológico de la depresión.” [25]
Recientes estudios indican, que aparte del Resveratrol, los polifenoles que también se encuentran en el vino tinto pueden tener muchas propiedades beneficiosas sobre el sistema cardiovascular.

Los franceses fuman, beben y comen mucha cantidad de queso, lo que significa que ingieren una dieta hipocalórica pero que a la vez tiene una incidencia menor, casi un 42%, de contraer enfermedades cardiovasculares comparados con los norteamericanos. ¿Por qué? Porque, además de consumir una dieta alta en grasas también incluyen cereales ricos en fibra y beben vino tinto. El vino tinto está repleto de compuestos antioxidantes y Resveratrol, que a su vez reduce el riesgo de muchas enfermedades [26].

Tres estudios recientes han demostrado que el vino tinto posee muchas mas propiedades beneficiosas de las que se han analizado anteriormente.

1) El vino tinto promueve la producción de óxido nítrico.
Uno de los estudios realizados muestra que entre todos los beneficios que posee el vino tinto uno de ellos se encuentran en los polifenoles que inhiben la agregación de plaquetas y fomentan la producción de óxido, ambos factores importantes para el adecuado fluido de la sangre en todo el cuerpo. Además, el vino tinto ha demostrado que previene significativamente la oxidación del colesterol malo (LDL). Este efecto se pudo evidenciar también en pacientes cardiacos que ingerían grandes cantidades de suplementos de Vitamina E, mostrando las propiedades únicas que posee el antioxidante, uno de los componentes que posee el vino tinto.

El autor concluye diciendo: “En base a las evidencia existentes de los beneficios que aportan las antiplaquetas y el antioxidante en poder mejorar la función endotelial que el vino tinto y el mosto tinto proporcionan, sería razonable incluir dentro del consumo diario de 5 a 7 piezas de frutas, así recomendado por la Asociación Norteamericana de Cardiología, una cantidad moderada de vino tinto o el zumo o jugo de mosto tinto para ayudar a reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.” Al parecer el vino tinto posee múltiples efectos beneficiosos contra las enfermedades y funciones cardiovasculares por lo cual sería prudente de incluirlo de forma moderada en nuestra dieta. [27]

2) El consumo de vino tinto reduce los niveles de homocisteína
Como última novedad se ha descubierto que el factor riesgo de padecer una cardiopatía es el exceso de homocisteína – y no el colesterol. Contrario a las creencias populares el poseer solamente un elevado nivel de colesterol no causa una enfermedad coronaria sino forma parte de un conjunto que provocan esta enfermedad. De hecho es bastante probable, aun teniendo los niveles de colesterol “normal”, de padecer un infarto agudo de miocardio.

Pero, y según investigaciones, es muy probable de padecer de un infarto si los niveles de homocisteína son elevados. ¿Pero que es la homocisteína? La homocisteína es un componente derivado del aminoácido y se encuentra de forma natural en nuestro organismo. Un exceso de ese componente genera radicales libres y estos aumentan las lesiones en las paredes arteriales ya que aceleran la oxidación y la formación de colesterol en los vasos sanguíneos provocando enfermedades arteriales coronarias incluyendo el infarto de miocárdica o embolismos.[28]

La buena noticia es, que los científicos han descubierto que el vino tinto puede reducir los niveles de homocistéina considerablemente inclusive en aquellas personas con obesidad. Estas investigaciones concluyen con, “El consumo de pequeñas a moderadas cantidades de alcohol, en especial el consumo de vino tinto, en personas obesas se asocia con menores concentraciones de homocisteína en ayunas. Esto puede reducir el riesgo cardiovascular y ayuda a explicar la “paradoja francesa”. Con esta nueva investigación podemos añadir, a un sinfín de beneficios que nos aportan los componentes del vino tino sobre nuestra salud, la reducción de los niveles de homocisteína. [29]

3) Los polifenoles del vino tinto previenen la oxidación de una alimentación saturada en grasas en el aparato digestivo.
La mayoría de la gente desconoce que la oxidación de grasas es un importante factor de riesgo que conlleva a padecer de una enfermedad cardiovascular. Pero hay otra gran parte de gente que si saben que el estrés oxidativo se produce por la oxidación de grasas en el aparato digestivo. La frecuente absorción de esos productos aumentan considerablemente el daño oxidativo en el organismo y convierte el colesterol en colesterol malo.

Investigaciones recientes han mostrado que los polifenoles procedentes del vino son muy efectivos en prevenir la oxidación de la grasa después de las comidas. Dado que el estrés oxidativo en nuestro organismo es debido al resultado de la ingesta de esas grasas dañinas, el vino tinto posee la capacidad única de prevenir esa oxidación durante la digestión significa un nuevo remedio para reducir los efectos nocivos de estas grasas en nuestro sistema cardiovascular. Así concluye su autor: “Aparentemente los proantocianidinas en el vino son agentes activos que previenen la oxidación de los lípidos de los alimentos durante su paso por el aparato digestivo impidiendo así el aumento del riesgo del plasma postprandial en oxidantes. La escasa biodisponibilidad de estos compuestos no afecta por lo tanto a su relevancia como elemento clave para la optimación de la nutrición y reducir el riesgo de la aterogénesis.” [30]

Los suplementos dietéticos es una forma habitual y barata para disminuir el riesgo del infarto de miocardio.
No se preocupe, no le vamos a pedir que ingiera a diario dos o más copas de vino tinto mientras disfrute de un agradable almuerzo de cuatro horas, como acostumbra el francés, aunque no suena a castigo. Aunque no beba vino tinto puede beneficiarse de las propiedades del vino bebiendo el zumo o jugo de uva o también tomando un complemento dietético que contenga los polifenoles de la uva roja. Al contener los zumos o jugos de uva grandes cantidades de azúcar y por lo tanto poseen muchas calorías, el extracto de vino tinto, al ser un producto bajo en calorías, es una alternativa para obtener todos aquellos amplios beneficios que posee esta mágica baya como es la uva roja.

Los beneficios saludables del vino sin calorías ni alcohol
Mientras que la evidencia sustancial sugiere que el vino tinto aporta numerosos beneficios para la salud, el método de obtener los fitoquímicos tan saludables del vino es una extracción estandarizada del vino tinto. Esto ayuda a evitar las calorías y el alcohol que se encuentran en el vino. Varios estudios epidemiológicos y clínicos han mostrado que los polifenoles que se encuentran en el vino tino, incluyendo el Resveratrol, poseen un potencial muy sustancial para mejorar nuestra salud y longevidad. Al consumir un extracto estandarizado de vino tinto que incluye ambos componentes, los polifenoles y el Resveratrol, estaremos aprovechándonos de los beneficios saludables que nos aporta el vino tinto de manera segura y sana, tan fácil como tomarlos en forma de suplemento dietético.http://www.res-juventa.com/graphics/bluespacer.jpg

El siguiente artículo se publicó en Nature.com, el día 21 de Septiembre del 2009, procedente del Diario Asiático sobre Andrología:
La captación de Resveratrol y su papel como objetivo de la proteína, quinona reductasa 2, en células de próstata humana cultivadas normalmente.
Para acceder a éste artículo pinche sobre:
http://www.nature.com/aja/journal/v11/n6/full/aja200956a.html

La revista norteamericana, Nature.com, publico el siguiente artículo sobre la hipertensión en su edición del 26 de Noviembre del 2009:
El Resveratrol previene el desarrollo patológico de la hipertrofia cardiaca y la disfunción contráctil en SHR sin disminuir la presión sanguínea.
Para poder leer el artículo completo pinche sobre el siguiente enlace:
http://www.nature.com/ajh/journal/v23/n2/full/ajh2009228a.html

El Wall Street Journal publicó el día 22 de Diciembre del 2009 el siguiente artículo:

“Brinde por su saludo con un complemento nutritivo.”
El Dr. Joseph C. Maroon, un neurocientífico del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, escribió un libro sobre Resveratrol, diciendo que hay que realizar mucho más estudios pero no cree que tomar una cantidad moderada de Resveratrol sea irrazonable. El dijo, “No veo ningún inconveniente significante”. El Dr. Maroon dice que según los resultados obtenidos en animales sugiere que tomar entre 50 y 1.000 mg al día es una dosis efectiva; el mismo toma 300 mg al día – y comenta que esa cantidad de Resveratrol equivale a 150 botellas de vino.
Para poder leer el artículo completo pinche sobre el siguiente enlace:
http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704304504574610151045580782.html?mod=googlenews_wsj#articleTabs%3Darticle

CNN Health, publicó el día 4 de Enero del 2010 el siguiente artículo:
Para comer mejor añada 5 alimentos en su dieta sana

Vino tinto

Katherine Tallmadge, la portavoz nacional de la Asociación Dietética de Norteamérica y Endocrina o Dietista registrada en Washington D.C., se pronuncia sobre el vino tinto llamándolo “la bebida más perfecta”. Y dice, “Pero al contener alcohol lo deberá beber de forma moderada – una copa al día para mujeres y dos copas para hombres.”

Médicos y Nutricionistas son muy cautelosos en recomendar la ingesta de bebidas alcohólicas pero si están de acuerdo en que tomar pequeñas cantidades de vino tinto es saludable. La investigaciones demuestran que los antioxidantes, llamados polifenoles, que se encuentran de manera natural en el vino tinto, ayudan a proteger el buen fluido de los vasos sanguíneos del corazón. Estos antioxidantes se encuentran de dos formas diferentes: Flavonoides y Non-Flavonoides. Los flavonoides se encuentran principalmente en alimentos como cítricos, manzanas, cebollas, té, coco y en jugos de pomelo como también en bebidas alcohólicas como la cerveza y en vinos. Pero en grandes cantidades los podemos encontrar en el vino tinto. 

El Resveratrol, un antioxidante del tipo No-Flavonoide, es una de las sustancias principales que se encuentran en el vino tinto y ayudan a prevenir posibles daños que se le puede causar a los vasos sanguíneos, reduce el colesterol malo (LDL) y también previene la formación de coágulos sanguíneos (trombosis).

Algunas investigaciones muestran que el Resveratrol podría reducir inflamaciones y coágulos sanguíneos, ambos factores llevan a padecer enfermedades coronarias. Aunque se precisa de más investigación. Si Usted decide de beber vino como aporte para su salud, entonces, dice la Sra. Tallmadge, cámbiese al vino tinto ya que las uvas rojas tienen 10 veces más aportes saludables que las uvas blancas.

“Parece ser que todos los beneficios del Resveratrol se encuentran en las semillas y hollejos de la uva, y al prensar la uva todos esos beneficios, ”dice la Sra Tallmadge,“ pasan al vino.”

Pero Georgetown's Shields dice que todo tipo de alcohol, incluyendo el vino, se ha demostrado que puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama. El comenta: “Algunos estudios han  podido demostrar que con cada gramo de ingesta diaria de vino supone incrementar el riesgo en un 14%.”

Y en un reciente estudio que fue publicado se dice que incluyendo una pequeña o moderada ingesta de alcohol puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama.

“Por ello es muy importante que controle las cantidades que vaya a beber porque los riesgos podrían sobrepasar los beneficios,” dice Shields.

Para poder leer el artículo al completo acceda al siguiente enlace:
http://www.cnn.com/2010/HEALTH/01/04/tips.eating.better/index.html?iref=allsearch

(Free-Press-Release.com) July 17, 2009

Después de haber concluido con un proyecto de investigación y desarrollo que ha costado 800.000 € en dónde 9 bodegas en La Rioja (España) han logrado superar el mayor contenido de Resveratrol que hasta la fecha se haya encontrado en vinos. De los 14,3 mg/l que hasta ahora ostentaba el récord, estas bodegas pueden demostrar que sus vinos poseen un 25,6 mg/l, es decir han logrado aumentar el Resveratrol en un 79%.

Logroño (España), a 17 de Julio de 2009 / 9 bodegas de La Rioja (Bodegas Bilbaínas, Bodegas Dinastía Vivanco, Bodegas Viña Hermosa, Bodegas Juan Alcorta, Marqués de Murrieta, Bodegas Ontañón, Bodegas Patrocinio, Regalía de Ollauri y Bodegas Riojanas) juntos a otras empresas riojana como Avanzare y Dolmar, líderes en la innovación para la industria vinícola, han logrado un hito en la viticultura y enología mundiales produciendo de manera natural vinos con un alto contenido en Resveratrol.

Por primera vez y mediante el desarrollo y la implementación de técnicas naturales, tanto en el viñedo como en el proceso de elaboración, se ha logrado incrementar de forma espectacular la cantidad de Resveratrol en un vino, alcanzando valores nunca vistos hasta ahora. Los 25,6 mg/l de este polifenol hallados en los vinos suponen un incremento del 79% frente a los 14,3 mg/l. encontrados en un vino húngaro.

“Los resultados obtenidos, aunque provisionales, abren un campo muy importante de trabajo para la viticultura y enología. Este debe ser el camino a seguir para el vino de Rioja; ofrecer un buen producto, con valor añadido respecto a la competencia, procurando desmarcarse de la política de bajo precio, a base de Investigación, Desarrollo e Innovación”, afirman los bodegueros implicados en el proyecto.

A lo largo de todo el año 2008, se ha estado potenciando la producción de cantidades más elevadas de estos polifenoles en viñedos seleccionados de estas 9 bodegas mediante tratamientos físico- químicos y controles y análisis exhaustivos durante todo el proceso vegetativo hasta la maduración de los frutos. Una vez realizada la vendimia en septiembre del 2008 -segunda fase del proyecto- se llevaron a cabo las primeras micro vinificaciones piloto hasta obtener los primeros vinos del proyecto.

Está previsto que en 2010 comience la comercialización de los primeros vinos que se pondrán a disposición del gran público.
“La política de producto saludable es fundamental para el futuro, lo cual implica alejarse del concepto “transgénico, mutación, genéticamente transformado…” y, de cara al consumidor aclarar que nuestro Proyecto es NATURAL”.

“Hemos percibido interés y demanda de nuestros mercados en Estados Unidos e Inglaterra, donde creemos que el vino procedente de este proyecto, puede tener un buen futuro”, han asegurado desde algunas bodegas.

Es sin duda una fuerte apuesta de las bodegas riojanas por la profundización en el binomio vino y salud, potenciando de forma natural los efectos favorables del Resveratrol para patologías cardiovasculares o el cáncer tantas veces descritos en informes y estudios científicos realizados por diversos organismos internacionales y que han sido publicadas por revistas como la Royal Society of Chemistry, American Chemical Society, Elsevier, Laboratoire de Nutrition et Sécurité Alimentaire.

En este caso el alto contenido de trans-resveratrol y quercitina en estos vinos resultantes potenciarán los efectos del consumo moderado de vino para la salud como antioxidante, reductor de los valores de colesterol malo LDL, protector frente a algunos tipos de cáncer, mejora de los niveles de azúcar en sangre, mejora del flujo sanguíneo, propiedades antiinflamatorias, etc. y su consumo siempre moderado constituirá una importante fuente de bienestar.

Para Julio Gómez, Director de Avanzare y Mariano Fernández, Gerente de Dolmar, “el proyecto ha arrojado resultados muy prometedores ya que va a permitir que el consumo y el disfrute del vino aporte beneficios saludables a nuestro organismo”.
”Hemos batido un récord en cuanto a concentración de Resveratrol y a partir de ahora debemos seguir trabajando para sacar el máximo partido de lo que hemos conseguido”.

Las empresas riojanas líderes en innovación para el sector vinícola, Avanzare y Dolmar, son las encargadas del desarrollo de la parte técnica y científica del proyecto que todavía se encuentra en fase experimental. La empresa Vinomio, experta en la innovación en marketing y comunicación de turismo, vino y gastronomía, trabajará en la comunicación del proyecto y en el desarrollo de las marcas, junto con las bodegas, durante la fase de comercialización y distribución.

Order REs-JUVENTA NOW!

Page Reference Footnotes