Res-Juventa
 

Por el Dr. Robert Kowalski: El Corazón Sano.net

Extracto de semillas de uva y corazón sano

 

Hoy en día virtualmente todos hemos escuchado sobre la paradoja francesa y como los franceses consiguen protegerse contra las enfermedades cardiacas consumiendo vino tinto a pesar de una dieta relativamente rica en grasas. Ciertamente el alcohol en vino juega un papel importante ya que aumenta los niveles de protección HDL. También se puede decir de otras bebidas alcohólicas.

No obstante, el vino tinto posee un tesoro que proviene de las plantas que contienen sustancias beneficiosas y que se denominan colectivamente flavonoides. Estos son potentes antioxidantes, que poseen propiedades antiinflamatorias y protegen la salubridad del endotelio, el revestimiento interior de los vasos sanguíneos.

Algunas autoridades creen que los flavonoides son la razón por la que una dieta rica en frutas y vegetales vaya asociada a la reducción de riesgos de enfermedades cardiacas. Volviendo al vino tinto, los flavonoides provienen de la piel y semilla de la uva, incluso durante la fermentación, no llegan a perderse. La piel y semilla son eliminados a la hora de hacer vino blanco y por lo tanto se eliminan una de las partes fundamentales como son los flavonoides.

Los científicos también se encuentran de forma concentrada en las semillas de uva y en extractos de semilla de uva, extensamente disponibles como suplementos dietéticos como también son los extractos de piel de uva. Pero, ¿deberían formar estos productos parte de su régimen para la salubridad de su corazón? Por ello se han realizados investigaciones indicándonos que estos suplementos son en efecto beneficioso.

El American Journal of Clinical Nutrition en su edición de Mayo 2005, por ejemplo, contiene un informe que muestra que los extractos de semilla de uva son ricos en un tipo de flavonoides, llamados proantocianidina, y que pueden proteger el corazón después de haber sufrido periodos de privaciones de oxígeno. Los científicos han trabajado con conejos simulando un efecto de dicha privación oxigena y su posterior fluido sanguíneo. Este hecho ocurre cuando una persona de repente tiene dolores de angina de pecho o, dramatizando un poco más, cuando sufre de un ataque cardiaco o recibe un bypass quirúrgico. Los conejos, que habían recibido extracto de semilla de uva durante el periodo experimental, fueron protegidos contra el daño causado por los radicales libres.

Casualmente el mismo informe, publicado por AJCN, muestra como la ingesta de los flavonoides va asociada con el consumo regular de té reduciendo el riesgo de ataques cardiacos. No hay razón alguna porque no debamos de beneficiarnos todos del aumento o del consumo de flavonoides a diario.

Pero no todo el mundo bebe té; la mayoría de los americanos prefieren café. Hay mucha gente que no consume alcohol para nada, o prefieren otras bebidas que no sea vino tinto. Cuatro pastillas de extracto de semilla de uva (200mg) proveen el equivalente de más de media copa de vino tinto.

A lo mejor recuerda el informe que habíamos emitido previamente sobre el método de medir la potencia de los antioxidantes en ORAC de los diferentes alimentos. ORAC es la capacidad de absorción de los radicales libres. Los alimentos con un alto contenido en ORAC son las uvas pasas y los arándanos. Y el extracto de semilla de uva da el salto absoluto.

Además los proantocianidinas de los extractos de semilla de uva actúan conjuntamente con las Vitaminas C y E para poder mantener el nivel alto de todos estos antioxidantes en sangre durante un largo tiempo.

Seguramente la base de una dieta para obtener un corazón sano y el modo de vivir es el alto consumo de frutas y verduras. El vino tinto, el jugo de uvas y el té proporcionan adicionales flavonoides protectores. Las pastillas de extracto de semilla de uvas pueden complementar considerablemente el consumo total estos agentes protectores.

Hemos obtenido cantidades de cartas donde se nos pide informacion sobre el extracto de semilla de uvas. Lo esencial, eso creemos, es que este producto puede jugar un papel importante en la protección de nuestros corazones.

El Centro de Medicina de la Universidad de Maryland reproduce un informe comprensivo sobre las semillas de uvas y sus beneficios. Entre otros la investigación va dirigida sobre los efectos que poseen los extractos de semilla de uvas cuando se dan las siguientes condiciones:

    • Colesterol alto
    • Presión sanguínea alta
    • Pancreatitis
    • Cáncer
    • Otras condiciones, incluyendo la circulación de indisposiciones (incluyendo venas varicosas e insuficiencia venosa crónica), o enfermedades relacionada con el daño causado por los radicales libres (oxidación), incluyendo la regulación de la azúcar en sangre y degeneración macular relacionada con la edad, trastorno ocular producido por la edad que puede conllevar a la ceguera. El informe apunta sobre la noción del extracto de semillas de uvas que podría ayudar a mejorar la visión nocturna y la fotofobia (sensibilidad a la luz) y podría ser una ayuda en aquellos problemas relacionados con el asma y alergias. El informe menciona además sobre varios estudios realizados referente al uso de la proantocianidina, como aquellas encontradas en las semillas de uva, como un suplemento para condiciones alérgicas (incluyendo alergias aerotransportadas y de alimentos).
 

Algunos apuntes de este informe:

  • “Se han desarrollado alguna variedades de uvas sin semillas para llamar la atención de algunos consumidores caprichosos, pero los investigadores han descubierto recientemente que muchas de los beneficios saludables de la uva se encuentran en las propias semillas.”
  • A parte de otros efectos beneficiosos, se cree que los componentes activos en las semillas de la uva poseen propiedades antioxidantes. De hecho, un reciente estudio sobre la salubridad, los voluntarios han encontrado que, suplementos a base de extracto de semillas de uva, aumentan sustancialmente los niveles de antioxidantes en sangre. Los antioxidantes son sustancias que destruyen los radicales libres – compuestos dañinos en el organismo que alteran las membranas de las células, envuelto con ADN (material genético), que puede incluso llegar a matar a las células. Los radicales libres se forman en el organismo de forma natural pero las toxinas medioambientales (incluyendo la luz ultravioleta, radiación, el humo, algunos fármacos con y sin prescripciones y la contaminación del aire) también pueden aumentar la formación de estas partículas dañinas. Se cree que los radicales libres también aceleran el proceso del envejecimiento, desarrollando numerosos problemas relacionadas con la salud, incluyendo enfermedades cardiacas y cáncer. Los antioxidantes encontrados en las semillas de la uva pueden neutralizar los radicales libres y posiblemente reducir o ayudar a prevenir el daño que estos provocan.”
  • “Hoy en día, los profesionales de la medicina utilizan un extracto estandarizado sobre semillas de uva para poder tratar un sin fin de problemas de salud relacionados con los daños causados por los radicales libres, incluyendo los problemas de regulación del azúcar en sangre, enfermedades cardiacas y cáncer. Los estudios realizados en laboratorios, a animales y a humanos dan el visto bueno para utilizar dichos soportes.”
  • “La dieta mediterránea consta de cereales integrales, fruta y verdura fresca, pescado, aceite de oliva y el consumo moderado diario de vino. En un estudio realizado a largo plazo, a 423 pacientes que habían padecido de un ataque cardiaco y que se habían sometido a la dieta mediterránea, obtuvieron desde un 50 - 70% menos riesgos de reincidir en una dolencia cardiaca, en comparación con aquellos en grupos de control que no recibieron alguna dieta en especial. Los científicos creen creen que algunos efectos beneficiosos en la dieta mediterránea se debe a los flavonoides encontrados en el vino tinto. (Otra teoría muy conocida es, y siguiendo esta misma línea, “La Paradoja Francesa.” La creencia radica en que aún consumiendo alimentos ricos en grasas pero bebiendo vino, como es costumbre en Francia, estos se verán protegidos de desarrollar enfermedades cardiacas a un alto nivel comparando con todos aquellos que viven en EE.UU y no tienen esa costumbre.)”

Por favor acceda a través del enlace al informe completo:
http://www.umm.edu/altmed/articles/grape-seed-000254.htm

Actualmente se siguen realizando análisis clínicos sobre los efectos de los extractos de semillas de uva en la presión sanguínea en personas con una pre-hipertensión y la administración de extracto de semillas de uva para la prevención de cáncer de mama en mujeres postmenopausal con el riesgo de poder desarrollar dicha enfermedad.
http://clinicaltrials.gov/ct2/results?term=grape+seed+extract&recr=Open

Un artículo en Nature.com, publicado el 26 de Enero del 2010 menciona el siguiente tema:
Los polifenoles, ricos en los extractos de uva, atenúan la inflamación en macrófagos y adipocitos humanos expuestos a unas condiciones medias de macrófagos.

Acceda a este artículo:
http://www.nature.com/ijo/journal/vaop/ncurrent/full/ijo2009296a.html


Order REs-JUVENTA NOW!